Puedes ser adicto al sexo y no saberlo

A todos nos gusta el sexo y con razón, pero aunque parezca mentira el sexo nos puede acarrear serios problemas y no saberlo, a la adicción al sexo se le conoce como hipersexualidad y llega a afectar a casi un 9% de la población española, para la Organización Mundial de la Salud la adicción al sexo está catalogada como enfermedad mental y sus trastornos nos pueden hacer pasar por una muy mala racha y traernos problemas que no nos los podemos llegar a imaginar, nos puede llegar a parecer un tema baladí pero el ser adicto al sexo nos puede acarrear problemas como el que es adicto al juego o incluso a las drogas, así que debemos de observar nuestros comportamiento y si tenemos algunos de estos síntomas tal vez podamos tener un problema en un futuro.

En contra de lo que mucha gente piensa consumir películas porno gratis en paginas de ocio para adultos como www.pornogratisdiario.com no tiene que significar que estemos obsesionados con el sexo siempre y cuando tengamos claro que la pornografía es una forma de sexo totalmente irreal, las escenas que vemos normalmente suelen estar empalmadas ya que se graban a lo largo de uno o incluso más días.

Pero vamos con esos síntomas que nos pueden estar indicando que podemos tener una adicción al sexo y que deberemos de tratar si no queremos que vaya a más y que nos pueda acarrear problemas:

.- Exceso de sueños y fantasías sexuales: Tener de vez en cuando un sueño erótico o una fantasía sexual no es ni mucho menos problemático, pero si son muy recurrentes, es decir, si lo tenemos casi todas las noches al acostarnos puede llegar a convertirse en un problema, estar pensando todo el día en cosas ardientes nos puede afectar a nuestra vida diaria e incluso afectar a nuestro rendimiento laboral.

.- La mentira como forma de vida: No es que una persona mentirosa tenga que ser adicta al sexo porque sí, ni mucho menos, pero en cierto modo es como las personas adictas al juego, a las drogas etc, cualquier tipo de adicción hace que nos hagamos de valer diariamente de la mentira para ocultar de donde venimos, a donde vamos, con quien hemos estado etc, el engaño a la pareja, a los amigos e incluso a la familia es una forma de vida nada saludable.

.- Deseo de masturbación diaria: Si llegas a tal punto de modificar tus hábitos diarios para autosatisfacerte y llega a ser una obsesión diaria podemos tener un problema, sí tenemos la necesidad de forma esporádica entra dentro de una normalidad que tenemos todas las personas.

.- Infidelidad como modo de vida: El buscar sexo fuera de nuestro matrimonio o de nuestra vida en pareja puede afectar y dañar nuestro equilibrio emocional pero si esto lo hacemos de forma recurrente y casi como obligación entones es cuando tenemos un problema de verdad, tener sexo sin protección o el alto nivel de vida para satisfacer los deseos de esas parejas afectará sin duda a nuestra vida en pareja.

.- Falta de motivación por una relación seria: Muchos hombres y mujeres adictos al sexo tienen problemas para mantener una relación seria y de larga duración, el ir de persona en persona solo por el mero hecho de tener sexo con esa persona y una vez que lo hemos obtenido ya no nos interesa para nada no es saludable para nuestra salud mental. L@s adictos, además, evitan crear vínculos demasiado estrechos con sus potenciales parejas, ya que sienten miedo de sentirse vulnerables.

.- El sexo como evasión: Normalmente los adictos al sexo padecen otros problemas como la soledad, la depresión, la ansiedad o el estrés que afecta a nuestra salud, pues bien, para evadirnos de estos problemas nos refugiamos en el sexo, usamos el sexo para escapar de otros problemas pero al final lo que estamos haciendo es añadir otro problema a los que ya padecemos.

.- Perdida de control: Los intensos impulsos y fantasías de un adicto al sexo pueden hacerlos sentir como si estuvieran completamente fuera de su control, uno se puede volver literalmente loco por la necesidad de tener relaciones sexuales y si no somos capaces de tenerlas en ese momento nos puede acarrear problemas que nos podemos imaginar, querer tener sexo en un momento dado con otra persona a la que no le apetece y todo lo que ellos puede suponer.

Has tenido o tienes algunos de estos síntomas? tenemos que diferenciar que una cosa es querer disfrutar del contenido xxx de videosdemadurasx.com/xxx/ por ejemplo y otra estar obsesionado y si crees que eres un obseso solo hay que recordar que en España existen grupos de apoyo que pueden ayudarte. Anna Gil Wittke nos explica aquí la diferencia entre tener un deseo sexual alto y ser un adicto al sexo.

Asociaciones que nos pueden ayudar: Adictos Sexuales Anónimos en España (ASA), Adictos al Sexo y al Amor Anónimos (SLAA) o Sexólicos Anónimos (SA). Obviamente, lo mejor es que acudas a un médico especialista que te aconseje e iniciar un tratamiento pero si te da cierto corte puedes ponerte en contacto con estas asociaciones donde encontrarás todo tipo de apoyo.

La importancia del apoyo psicológico a médicos tras el Covid-19

El año 2020 pasará a la historia como uno de los años más difíciles de las últimas décadas a causa de la pandemia por Covid-19. Toda la población se ha visto sacudida de la noche a la mañana por una situación de alarma que no se había vivido probablemente desde la famosa gripe española que sacudió al mundo en el año 1918. 

 

Las secuelas de haber sufrido un cambio tan drástico están haciéndose visibles ahora, justo al haber superado el pico de contagios del inicio, juntándose con la segunda ola de contagios. 

 

Muchos psicólogos han reportado un mayor número de casos de depresión en la población, junto con un aumento en las cifras de divorcio, no obstante, el problema tanto físico cómo mental ha sacudido en mayor medida un sector, el cual es muy importante para el buen funcionamiento de nuestra sociedad, hablamos del sector médico. 

 

Actualmente a nadie le sorprende escuchar que gran parte del personal sanitario sufre de secuelas tanto físicas como psicológicas después de haber afrontado unos meses realmente duros de pandemia, en los cuales la saturación en los hospitales y la explotación del equipo médico era más que evidente. 

 

Uno de los grandes problemas que se han hecho evidentes en gran parte de los médicos es el síndrome de estrés postraumático. Este síndrome es muy común en estas situaciones excepcionales, en las cuales se sufre de una sobre exposición a situaciones poco comunes donde florecen sensaciones y pensamientos muy dañinos para mantener una claridad mental adecuada. 

 

Puede que parezca algo surrealista pero en tan sólo un par de meses miles de sanitarios han tenido que vivir experiencias realmente traumáticas, en las cuales debían tomar decisiones que podrían perjudicar la vida de sus pacientes, dejando huella en su mente de por vida. No podemos dejar de lado el hecho de que a raíz de la alta propagación del virus todos los pacientes han estado aislados de sus familiares, muchos de los cuales han exhalado su último aliento en completa soledad. 

 

Este tipo de situaciones tan intensas y dolorosas hacen mella en cualquier persona, ver día tras día como la situación se escapa ante tus manos y no puedes hacer nada más que resignarse y seguir adelante, despidiendo a gente a diario que no conoces pero que por circunstancias de la vida han acabado en una cama del hospital completamente solos  y desamparados. 

 

Todo esto ha llevado a que el sentimiento de culpa se instale en muchos médicos, provocándose una depresión que inhabilite su capacidad para tratar a nuevos pacientes. 

 

Para evitar caer en problemas psicológicos graves es necesario instaurar un sistema de ayuda sicológica en los centros sanitarios, de esta forma se podrá dar la ayuda que necesite cada enfermero, médico o auxiliar, evitando de esta forma acabar con problemas mayores. 

 

En cualquier caso, hay que señalar que los psicólogos especializados en este ámbito, indican que no todos los médicos necesitan de terapia tras haber vivido la experiencia de la pandemia por Covid-19, tan sólo será necesaria para aquellos que consideren necesaria la ayuda de un profesional. 

 

Lo que sí aseguran los psicólogos necesario para todo el personal sanitario tras terminar la pandemia es la conocida como “ventilación emocional”. Esta ventilación emocional consiste en ayudar a la persona en cuestión a descargar todo lo que ha vivido en un periodo corto de tiempo, consiguiendo de esta forma que puedan volver a su vida normal lo antes posible de forma plena y segura. 

 

Un claro ejemplo de la necesidad que hay en cuanto a una asistencia psicológica para los profesionales sanitarios es el comunicado que ha realizado Guillemo Mattioli, vicepresidente del Consejo General de Psicología de España, el cual ha dicho que ya se está ofreciendo apoyo psicológico a todos los profesionales sanitarios que están luchando para frenar el coronavirus. También ha recalcado que los profesionales sanitarios están viviendo una situación de estrés, en la cual la sobrecarga les está haciendo daño, pero que gracias a la asistencia telemática pueden darles el apoyo que necesitan en esta etapa tan complicada de sus carreras. 

 

Algo ha quedado claro, el personal sanitario de España gracias a la situación tan catastrófica que ha sufrido y sigue sufriendo nuestro país va a empezar a valorarse de forma más positiva ya que eran los grandes olvidados.