Representantes del sector fundacional reafirman su compromiso con la ciencia

Representantes del sector fundacional, entre las que se encuentra la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC), han participado en el primer panel de experiencias del encuentro Las sinergias y el desarrollo de las fundaciones de la salud, la investigación y el bienestar de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). El objeto de esta mesa redonda ha sido hablar de las acciones en investigación y divulgación científica fomentadas desde estas sociedades


Madrid medicosypacientes.com

En la Mesa Redonda sobre “La innovación y la tecnología en las políticas socio sanitarias. Misión de las fundaciones de salud, investigación y bienestar” intervinieron los ponentes: Nina Mielgo, directora Técnica de la Fundación para la Protección Social de la OMC, Antonio Guzmán, Director de Promoción de la Salud de Fundación MAPFRE y  Fernando Bandrés Moya, Director Académico de la Fundación Tejerina. 
 
La representante de la Fundación para la Protección Social de la OMC se centró en destacar la importación de ser innovadores en la atención al bienestar social de la personas, de incorporar las nuevas tecnologías para mejorar su calidad de vida, no solo para alcanzar una vejez más saludable disfrutando de un bienestar más pleno, sino para potenciar su participación en la sociedad, su integración y normalización en todas las facetas de la vida. 
 
Llevarlo a cabo no está exento de afrontar los retos y vencer las resistencias que todo proceso de cambio conlleva. Es un hecho indiscutible que la innovación y la tecnología aplicada a la atención a personas es una inversión, no un gasto: abaratan el gasto del sistema sanitario y social y tienen un gran potencial optimizador de los mismos. La tecnología como herramienta es un factor clave de la racionalización y sostenibilidad de las políticas y servicios sanitarios, sociales y socioanitarios.
 
Los números más recientes de la Asociación Española de Fundaciones (AEF) determinan que en España hay más de once mil fundaciones activas, con un gasto anual aproximado de 8500 millones de euros en sus actividades. Más de lo que el Estado dedica a I+D+i. Sin embargo, de esta cantidad se destinan a ciencia solo 135 millones de euros, una muestra de que en España, la inversión filantrópica en ciencia es menor en comparación con otros países desarrollados.
 
Tras esta contextualización, José Ignacio Fernández Vera, director general de la Fundación Española de Ciencias y Tecnología (FECYT), ha explicado algunos de los proyectos y objetivos que llevan a cabo en relación a la investigación y divulgación científica. Desde la FECYT, consideran necesario “un sector fundacional mucho más activo en ciencia o investigación científica del que ha habido hasta el momento en España, con una mayor aportación a este ámbito”, como respuesta al creciente interés por la ciencia de la sociedad española del siglo XXI, con “nuevas sensibilidades y nuevos objetivos”. Según Fernández Vera, cada vez más, en el imaginario social, “la investigación científica se incorpora dentro de lo que es el cuidado de la salud”.
 
La FECYT, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, tiene como misión impulsar la ciencia, la tecnología e innovación, promover su integración y acercamiento a la sociedad, y dar respuesta a las necesidades del Sistema Español de Ciencia, Tecnología y Empresa (SECTE). Otro de sus objetivos es dar visibilidad al patrimonio científico español y los resultados de la investigación científico-técnica, así como favorecer la innovación con una convocatoria pública de ayudas. En definitiva, “buscamos vocaciones científicas y presencia ordinaria del mensaje científico en los hogares”, ha señalado su director general.
 
Por su parte, Teresa Campos, gerente de la Fundación Mutua Madrileña, ha señalado que su acción se focaliza en el apoyo a la investigación científica en salud con “un permanente desarrollo en nuevas líneas de actuación e investigación en este ámbito”. Y es que “la excelencia y la innovación en la actividad científica solo se consigue cuando se cuenta con recursos de manera estable”.
 
La Fundación Mutua Madrileña concentra sus recursos hacia la prevención y divulgación en la salud mediante el apoyo económico a la actividad investigadora y la divulgación científica. “Los catorce años de aportación han contribuido a avances significativos tanto desde el punto de vista científico, como a la aplicación clínica”, ha indicado.
 
Respecto a la colaboración y cooperación, los participantes de esta mesa redonda han considerado fundamental la interacción entre fundaciones. Borja Baselga, director general de la Fundación Banco Santander, ha compartido con los asistentes “algunas reflexiones” y “algunas claves” sobre la actividad de la Fundación Banco Santander. El ámbito de esta es “multidisciplinar”, donde la promoción del arte o la música comparten vectores de trabajo con proyectos de investigación científica: “impulsar el talento, educar y divulgar, innovar o favorecer es el objetivo a largo plazo”.
 
Baselga ha hablado del programa de formación empresarial para científicos o la búsqueda de talentos como dos ejemplos de proyectos que promueve la sociedad que representa.
 
Por último, Raimundo Pérez-Hernández, director de la Fundación Ramón Areces, ha destacado que esta sociedad filantrópica seguirá “apoyando a la ciencia porque si no lo hacemos, dejaremos de existir como fundación”. Tras cuarenta años de promoción de la investigación científica, formación de capital humano y divulgación del conocimiento, ha señalado que en la actualidad intentan “mantener un equilibrio entre tradición y modernidad”. Sus nuevas líneas de actuación apuntan a “iniciar alianzas estratégicas de colaboración y acuerdos con universidades y otras fundaciones nacionales y, sobre todo, extranjeras”. Otro eje de actuación es “el apoyo a investigadores científicos españoles en otros países, mediante acciones prácticas, y facilitar el retorno de estos científicos a España”. Además, “estamos trabajando para crear un espacio para la ciencia en español”, ha destacado.
 
Para Pérez- Hernández, los principales esfuerzos de la fundación en la actualidad son la modernización y digitalización del archivo histórico, el proceso de internacionalización y explicar a la sociedad su labor social.

 

Pie de foto: Representantes del sector fundacional