La solidaridad entre los médicos, el ADN de la Fundación para la Protección Social de la OMC

La Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) ha celebrado el Acto Conmemorativo de su centenario, en un evento en el que autoridades, representantes de los Colegios de Médicos, beneficiarios y médicos dejaron patente que la solidaridad forma parte del ADN de la profesión médica para ayudar a sus compañeros en situaciones de vulnerabilidad social


Madrid medicosypacientes.com/ S.G.

El centenario se celebró en el marco del Gran Anfiteatro del Colegio de Médicos de Madrid, un acto presidido por el Dr. Serafín Romero, presidente de la OMC y FPSOMC, que congregó a una alta representación de todo el sector sanitario y de protección social.  
 
También estuvieron presentes la Junta Rectora, la Junta de Patronos y ex presidentes de la FPSOMC, numerosos presidentes y secretarios de los Colegios de Médicos, representantes de Sociedades Científicas, miembros del Foro de la Profesión Médica y del Consejo asesor del CGCOM, presidentes de otros Consejos de la profesión sanitaria y otros colectivos, representantes del sector fundacional y de Unión Profesional, así como beneficiarios y personal de la FPSOMC. El Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, fue el anfitrión de un acto que fue conducido por el periodista y ex presentador de la Televisión de Galicia, Luis Fraga.
 
El evento contó además con los testimonios emotivos de diversos beneficiarios, entre ellos Sonia de la Torre, profesional del Colegio de Médicos de Málaga, responsable de gestionar las ayudas de la Fundación entre los colegiados de esa provincia, socia protectora y, asimismo, beneficiaria de la Fundación y mujer de médico.
 
"Mi hijo mayor, Gonzalo, fue diagnosticado de Déficit de Atención e Hiperactividad y, como consecuencia de ello, tiene necesidades especiales, como Atención Temprana y Logopedia", explicó de la Torre quién agradeció a la Fundación y a todos los médicos por su aportación solidaria y ayuda. "Estas atenciones son muy costosas y acogernos a la prestación mensual de la Fundación nos facilita mucho la vida", afirmó.
 
Contó como 14 años al lado de las familias e informándolas sobre las ayudas de la Fundación le han dejado diversas experiencias, alguna de ellas duras. "He visto a niños demasiado pequeños, huérfanos y con poco recursos. Como madre me he identificado con estas familias y lo que nunca hubiera pensado, es que yo misma fuera a solicitarlo". 
 
Por su parte, José Manuel Lozano, redactor jefe de “Acta Sanitaria”, contó como al morir su padre, médico de Familia de Jaén con 29 años, su madre quedó viuda con sólo 27 años y dos hijos pequeños. "Sentir el apoyo, acompañamiento y la ayuda de la Fundación y la profesión médica cuando más lo necesitas en momentos difíciles, es lo que hace que personas como yo hayan sido lo que soy", aseguró Lozano quien agradeció a la Fundación que tanto su hermana como el pudieran estudiar una carrera.
 
Puso en valor además el "entusiasmo y el ímpetu" de las personas que hacen posible la existencia de la Fundación, desde sus presidentes, que cambian con el tiempo, hasta el personal que ahí trabaja siempre. "Gracias por lograr una trayectoria de 100 años y por ayudar a tantas personas. Como yo, muchos, han conseguido salir adelante con vuestra ayuda", señaló.
 
También quiso destacar el apoyo emocional que presta la Fundación y la profesión médica "cuando te pasa algo": "Hacéis un trabajo muy bonito y lleváis 100 años sirviendo a mucha gente. Espero que duréis 100, 200 y 300 años más”, concluyó.
 
Relatos de 100 años de ayuda entre médicos y sus familias
 
Durante el evento se proyectaron vídeos con testimonios de personas que han sido beneficiarias de la Fundación como del periodista Carlos Herrera quien se quedó huérfano con 11 años y pudo estudiar Medicina gracias a las ayudas de la FPSOMC, aunque luego la realidad laboral le haya llevado a la comunicación.  
 
También quedó reflejada la historia del Dr. Rafael Peinado, un médico de Atención Primaria, que ejercía en Alicante, que al sufrir un accidente y quedar parapléjico dejó de trabajar y pudo vivir, gracias a las ayudas de la Fundación y sus dos hijos, que hoy tienen 14 y 11 años, y siguen sus estudios gracias a la solidaridad de los médicos.
El testimonio de Laura, huérfana de médico, también fue expuesto. En sus palabras cuenta que al morir su padre, ex presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, pudo continuar con sus estudios de odontología y actualmente realizar un máster.
 
Un siglo de historia
 
La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) nació en 1917 con la misión de aunar la solidaridad de todos médicos españoles hacia compañeros o familiares en situaciones de especial vulnerabilidad social. Siendo el único colectivo profesional en España que dispone de un organismo con estas características.
 
Esta institución destina más de 14 millones de euros anuales a cerca de 3.000 beneficiarios en forma de prestaciones asistenciales, educacionales, para la conciliación de la vida personal, familiar y profesional, para prevención, promoción y protección de la salud y un servicio de atención social, así como un servicio de promoción de empleo médico. 
 
La Fundación nace oficialmente como Patronato en 1917, en un contexto social totalmente diferente al actual para el médico y su familia. Hoy estas circunstancias han cambiado, pero no la misión y el espíritu originario. Complementariamente al sistema público de protección social, la Fundación existe y funciona gracias a la solidaridad de sus socios protectores: los médicos colegiados de toda España, que de forma voluntaria hacen sus aportaciones de forma regular.

Pie de foto: Participantes al Acto Conmemorativo del Centenario de la FPSOMC