Misión y Principios

La Fundación tiene la misión de atender y dar respuesta, complementariamente al sistema público, a las necesidades más inmediatas y básicas de naturaleza social, educativa y de salud de los miembros de la profesión médica y sus familias, a través de prestaciones, programas y servicios que les permitan afrontar de manera integral los posibles riesgos en materia social.

Goza de plena libertad para proyectar su actuación hacia las actividades y objetivos  que, a juicio del Patronato, sean los más adecuados al momento histórico-social concreto, siempre que encajen dentro de su amplio espíritu y finalidad.

Para el buen desarrollo de la organización y del sistema de protección social, la Fundación tiene marcados unos objetivos específicos  que plantea y desarrolla de acuerdo a los siguientes principios:

  • Universalidad: garantizar la protección de sus beneficiarios sin ninguna discriminación en todas las etapas de la vida.
  • Solidaridad: promover la ayuda mutua entre las personas, las generaciones y las comunidades objeto de su misión.
  • Integridad: ampliar la cobertura de protección a todas las contingencias en salud, ingresos y otras condiciones de vida.
  • Unidad: permitir la articulación de políticas, instituciones, regímenes, procedimientos y prestaciones.
  • Participación: de todos los miembros, a través de sus representantes, en la  organización, gestión, control y fiscalización.


La Fundación goza de plena libertad para la elección de los beneficiarios de sus ayudas actuando en todo caso bajo criterios de imparcialidad y no discriminación. No obstante, es requisito imprescindible para ser beneficiario de cualquiera de las ayudad previstas, ya sean de carácter asistencial, educativas o de salud, el ser o haber sido médico colegiado, o también viudo/a, huérfano/a, hijo/a, padres o cónyuges de médico colegiado. También pueden serlo el personal empleado de plantilla de cualquier Colegio Provincial de Médicos o del Consejo General, siempre y cuando estos últimos hayan decidido voluntariamente pertenecer como asociado protector de la Fundación.